lunes, 20 de agosto de 2007

Besos postfechados

Jamás he podido escribir sobre el amor. Menos, sobre el amor que lo vence todo, porque no lo conozco. O tal vez si lo conocí, pero se me perdió entre la casa de muñecas y las carreras de carros. Lo perdí cuando a los siete años contaba con los ojos cerrados hasta diez, mientras él tramposamente se escondía lejos...Hoy, sigue escondido, perdido...

Ojalá nunca me digas algo así. Que el amor lo vence todo.
Ojalá cuando me mires a los ojos, me digas que nunca me quisiste, que ya me estás olvidando y que la distancia entre nuestros labios siempre fue imposible. Que me invites a un café y hablemos toda la tarde de lo poco que nos quisimos. Que cuando te vayas, te vayas para siempre y me adviertas que no quieres que te escriba cosas tristes, ni te embauque con palabras de esperanza. Ya sabes que nunca fui de las que escriben cartas en la distancia ni mandan besos postfechados...¿Te acuerdas de papá y mamá? ¿De sus cartas tristes?

El agua hierve. En la ventana, empiezan a golpear las primeras gotas frías de la tarde. Me siento en el sofá verde y escucho cuatro canciones tristes. Están ahi todavía. Con mi perfume y el sabor de mis labios. Como siempre, cuando llegue al último párrafo y le ponga punto final. Atentamente. Un doblez, dos y tres. El sobre cerrado.

7 comentarios:

A moonclad reflection dijo...

Uh...que barbaro...lleno de melancolia..tampoco he muerto pero se que pasara...el amor es como una cuenta bancaria..le vas depositando con tus acciones...y lo retiras cuando llegue lo que esperabas y mereces...saludos

ItoCuaz dijo...

"Que cuando te vayas, te vayas para siempre y me adviertas que no quieres que te escriba cosas tristes, ni te embauque con palabras de esperanza. Ya sabes que nunca fui de las que escriben cartas en la distancia ni mandan besos postfechados..." Eso fue certero, duro y a la cabeza. Después no preguntes el por qué de tu participación en este colectivo. La fuerza de tu prosa es genial, dices cosas que no dices... Y bueh, que te puedo decir: Atentamente, Sibila.

arquitec[TaL] dijo...

te entiendo perfectoooo... de hecho te confieso que cuando vi el tema pense: que puedo escribir del amor que lo vence todo si me resulta algo tan ajeno o a lo mejor ya no me quiero acordar.

cenci6 dijo...

Debo reconocer algo que ya confesé a Ito hablando por msn, al principio me invadió un miedo enorme al pensar que no estaría a la altura de sus letras. Ahora se ha disipado ese temor y esa duda para convertirse en una verdad axiomática.
Me alegro sinceramente de codearme con gente de este nivel literario, espero nutrirme de sus escritos y serles de ayuda con mi trabajo.
En pocas ocasiones he sentido la nitidez con la que empiezas el relato. "El agua hierve. En la ventana, empiezan a golpear las primeras gotas frías de la tarde."

Simplemente gracias ;)

Luna De Abril dijo...

Oii!! Netamente Melancólico......
¿qué más agregar?....je...
Un Abrazote, Sibila..:)

UN ENCANTO...DESENCANTO dijo...

ahhhhhhhhhhhhhhhh q lindo eso, cuanta melancolia en las letras...
gracias...muchas gracias!!!!!
besitos!

Erick el Rojo dijo...

Simplemente hermoso, es genial lo que acabo de leer. ¿estara publicado en la sección "sospechosos" de editorial kala Verdad? te deseo mucha suerte, cuidate besos.